Cómo limpiar una bicicleta eléctrica | Mantenimiento

La limpieza y el mantenimiento de una bicicleta eléctrica es muy importante para conseguir el rendimiento y el funcionamiento que tanto deseas.

Así como si tratara de un carro, las bicicletas eléctricas también deben ser lavadas para retirar la suciedad, además de evitar problemas en su autonomía, sin embargo, no muchos saben cuál es la forma correcta de hacerlo, ni cuáles son los materiales que necesitan. El día de hoy te explicaremos el paso a paso para tener una e-bike reluciente.

Recomendaciones iniciales para limpiar una bicicleta eléctrica

Antes de que comiences a lavar tu bicicleta eléctrica, nos parece apropiado hacerte algunas recomendaciones para el cuidado de la misma:

  1. No se debe lavar con agua a presión, dado que la mayoría de los motores vienen estancados en ellas, por lo que el agua podría entrar y afectar su rendimiento. Lo ideal es limpiarla con agua a poca presión con una distancia de aproximadamente un metro.
  2. El agua no debe impactar directamente en los ejes y las barras de suspensión, así como en las zonas de contacto entre materiales, como la tija y el cuadro. Esto se hace con el propósito de evitar la fusión de los mismos a causa de la humedad.
  3. Los productos que se empleen para limpiarla deben ser los recomendados para el tipo de vehículo, en su defecto, se puede emplear otros productos como jabones líquidos que no sean tan potentes.
  4. Si no es necesario lavarla con agua, se puede emplear un paño húmedo.
  5. Luego de la limpieza, es ideal engrasar la cadena, las roldanas y el casete.
  6. Cuando uses el desengrasante asegúrate de proteger los discos y los frenos para que no entre nada.
  7. Se debe secar luego del lavado para evitar que se oxide.
  8. Todos los conectores de la batería deben estar conectados para impedir el paso de agua a ellos.
  9. Los componentes internos se deben limpiar con un paño seco.

Cómo limpiar bicicleta eléctrica

¿Cómo limpiar bicicleta eléctrica?

La limpieza de tu e-bike puede hacer rápido y sencillo en solo 4 pasos:

  1. Lo primero es retirar toda la suciedad de la bicicleta eléctrica con agua (con poca presión), es importante que la misma esté bien sujeta para que no se caiga. Una manera de hacerlo más delicada es tomar un cepillo de cerdas, mojarlo previamente en agua con jabón e ir removiendo la suciedad mientras enjabonas todo el cuerpo.
  2. Lo siguiente es aplicar el líquido desengrasante, el cual puedes aplicar como primer paso si la bicicleta no está muy sucia, en cualquiera de los casos, lo importante es que tanto los frenos como los discos estén cerrados para que no entre el líquido. Luego, se debe aplicar en la transmisión como el casete, piñones, platos, cadena y por último, las roldanas. Este puede ser aplicado en spray o con un pincel en las zonas mencionadas.
  3. El tercer paso es retirar el líquido desengrasante por medio de agua en manguera o con un cepillo, para después, secarlo con un paño de microfibra. Para retirar todo el exceso de agua, se recomienda levantarla y dejar que la misma escurra hasta que ya no gotee.
  4. Por último, es engrasar la cadena, las roldanas y el casete. En un mismo sentido, si quieres incrementar la durabilidad de tu bicicleta hay líquidos especiales para aplicar en la horquilla a fin de mejorar su funcionamiento.

Te puede interesar...

Notas Relacionadas
Las últimas de Vertiggo